Al alza la tensión en la calle y los delitos de odio en Cataluña