El Gobierno hará acciones judiciales y económicas para impedir la independencia