El Gobierno catalán no cambiará "ni una coma" el modelo educativo catalán