Catalá, sobre el escrache: "algunos siembran vientos y ahora recogen tempestades"