Ante la juez Alaya, dos secretarias de Javier Guerrero, exdirector de Trabajo en Andalucía