Impresionantes medidas de seguridad ante el juicio del caso Nóos