La infanta no tiene "nada que decir" en el último día del juicio