Los empresarios que reconocieron haber financiado al PP valenciano no irán a prisión