Zarzuela y Moncloa estudian cómo encajar la Casa del Rey en la Ley de Transparencia