La Casa del Rey aplaza su reacción tras la imputación de García Revenga