Los socialistas quieren que los catalanes voten cuanto antes