El Gobierno apunta a Forcadell como la responsable jurídica y política del Pleno