García Revenga guarda silencio tras conocerse su imputación en el caso Nóos