Carlos Dívar conserva escoltas y coche oficial dos años después de dimitir