La CUP, satisfecha por haber apartado "una piedra en el camino" hacia la independencia