La Generalitat reconoce que la CUP exigió su retirada de los juicios contra activistas