El Gobierno crea un impuesto para las extracciones de gas y petróleo