Brasil clausura el Mundial con más protestas