Bárcenas reconoce ser el autor de los manuscritos