Barcelona recuerda a las víctimas de los atentados con un acto oficial en Plaza Catalunya