La Audiencia ordena que el incidente de Aguirre se tramite como un juicio de faltas