Arturo Fernández podría dimitir de la CEOE