Artur Mas apela a mantener el diálogo y la convivencia "por mucho que insulten"