Leonor y Sofía, muy sonrientes en el Congreso