Hernando: “Iglesias ha envejecido a la velocidad de la luz”