Antoni Diéguez, el diputado que denunció el caso Nóos en 2006