La Fiscalía se opone a la libertad de Granados y reitera que no hubo "detención ilegal"