Carromero abandona la prisión de Segovia