Jesús Sepúlveda, imputado en la trama Gürtel, sigue trabajando para el PP