Mato: “No tengo tiempo para preocuparme por mi imagen”