El Congreso, con los diputados del PP en pie, despide con aplausos a Rubalcaba