La frase de Rajoy en 1983: "Los hijos de la buena estirpe tienen mejores resultados"