Rubalcaba, con "ganas y fuerzas" para cumplir el calendario fijado