López Viejo cobró casi 500.000 euros de Correa a cambio de contratos públicos