Los ocho días que marcaron el legado político de Adolfo Suárez