Abengoa, de Marca España a un paso del concurso de acreedores