Gobierno catalán ve sorprendente que el AVE no pueda mantener un servicio mínimo