El escalofriante relato de una camarera del restaurante atacado por los terroristas