El sol no engaña, el frío y la nieve siguen azotando España