Puede ir a la cárcel por no dejar a su novia maquillarse ni ducharse sin su permiso