El recibo de la luz se abarata un 11% debido a la caída del precio de la electricidad