Hay más de 200 millones de inscritos para votar en unas elecciones históricas