Interminables colas de espera para decidir al sucesor de Obama en la Casa Blanca