Donald Trump recorre cinco estados en su avión privado en la recta final de campaña