Donald Trump, tras ganar las elecciones, pide unión para "sanar las heridas"