Los partidos independentistas sumaron casi el 50% en las 2 últimas elecciones catalanas