Pedro Sánchez quiere que la Constitución reconozca derechos históricos de Cataluña