Mas ve inaplazable que Cataluña decida su futuro mientras le niegan que es "nación"