Rabell (Catalunya sí que es pot) llama a la revolución democrática