La CUP apuesta por un presidente de consenso con "proyección internacional"